jueves, 11 de octubre de 2012

El ministro Wert quiere "españolizar" a los niños catalanes

... y a los vascos, y a los gallegos, y a los navarros, y a los asturianos, y a los extremeños...  

... en vez de aprovechar el legado cultural de "las Españas" para la construcción de un país rico en la diversidad y la riqueza lingüística e intelectual de sus habitantes  


Este ministro, que no distingue un libro de texto de un ensayo, que hace citas equivocadas (cuando las hace) sin ni siquiera saber pronunciar el nombre de los autores a quienes las atribuye, que cada vez que abre la boca mete la pata, habría sido cesado desde el primer día por un gobernante que se preciara a sí mismo. En cambio, resulta útil al gobierno que el pueblo ha votado, y cuyo auténtico rostro se va desvelando triste y dolorosamente para ese mismo pueblo, porque refleja quizás mejor que ningún otro la actitud represiva y la omnímoda ambición totalitaria de la derecha y del partido de gobierno. Además, lo hace sin tapujos, sin disimular el bajo nivel intelectual y cultural de quienes representa: el nacionalcatolicismo más retrógrado y descarado de este país. Por eso, calificar de torpes sus palabras sería engañarse: no son torpes sino sinceras, con la brutal sinceridad de quienes no sienten necesidad de disimular su auténtica condición política.

3 comentarios:

  1. Soy "andaluz" y no quiero que me "españolicen", viví españolizado durante casi 30 años y no quiero que la cosa se repita.

    Lo anterior quiero dejarlo claro también para aquellos otros que solo se miran el ombligo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. si es que es una pena, en japón el nuevo modelo de estudios lo primero que es enseña es a no ser patriota, pues les explican que son japoneses por casualidad, que si hubieran nacido en la india serían hindúes, si en inglatera ingleses etc etc.... y que los libros de historia están mal escritos :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, que bien has definido a este cateto, es que la ignorancia es muy atrevida, y se cree lo que dice y además piensa que es así.

    ResponderEliminar