viernes, 19 de agosto de 2011

Más indignación



No hay palabras ya para expresar lo que está pasando en el país. Con motivo de la visita del Papa, que ha despertado controversia y protestas en la moderna España múltiple y laica, surge el viejo y rancio nacionalcatolicismo que ya debía haber sido superado, ahora encarnado en estos animales de la porra para golpear a indefensos ciudadanos por reclamar sus derechos, o solo por circular libremente haciendo su trabajo.

Lo menos que esto amerita es protesta, denuncia, destituciones, exigencia de medidas correctoras y divulgación de la inaceptable intolerancia tras el prepotente abuso de poder.

4 comentarios:

  1. Estremecedor. No sé qué está pasando en este país.
    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Pues imagínate lo que puede ocurrir si llegan a gobernar los peperacos, la iglesiaca y ellos serán una piña, sólo faltaría el dictador al que tanto echan menos. Me sumo a tu indignación y a las de todos los demás indignados.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Estoy en absoluto acuerdo contigo Roberto. Es una vergüenza.
    Y no solo eso, sino síntoma de algo mucho peor.

    ResponderEliminar
  4. Tu comentario en mi blog ha merecido una entrada.

    Te enviaría un diploma, pero intuyo que ya tienes muchos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar